Al maestro de mi escuela (poema) To my school teacher (poem)

001

Al maestro de mi escuela
(Año 2013)

Todo tiene un porqué ser,
todo tiene su razón;
eran años de postguerra,
aquí está la explicación.
Edificio de dos plantas…
era la escuela primaria,
con tres puertas a la calle,
pero dos están cerradas.
Adentro un enorme patio…
por donde se cuela el sol;
en el centro está la fuente,
y no falta el ruiseñor.
El ruiseñor era él,
el maestro Don Manuel,
que recitaba unos versos…
y yo no sabía de quien.
Pasó el tiempo sin que aún…
supiera de aquel poeta,
hasta que de pronto un día,
recordé la letanía…
que cantaba Don Manuel.
Eran tiempos de postguerra,
no podía ser de otra forma;
se trataba de García…
al que también llaman Lorca.
Eran tres los ventanales…
en el piso superior;
y una bandera española,
que ondeaba en el balcón.
Barrotes de hierro lleva,
que se aprecian a la vista;
y la bandera que cuelga…
es la bandera franquista.
Pero volvamos al patio,
para poder escuchar…
los versos que Don Manuel…
hoy nos quiere recitar.
Son versos que hablan de alguien,
que va portando en sus manos…
una varita de mimbre;
que con andar campechano,
ajeno a cualquier suceso,
por robar unos limones…
hace que le lleven preso.
Y así se inicia el proceso…
de un hecho muy singular,
que comienza en un colegio…
lejos de la gran ciudad.
El maestro Don Manuel,
orgulloso está de ser…
¡cordobés de pura cepa,
andaluz hasta los pies!
Igual que lo pudo estar
Federico…de Granada,
a quien dedica sus versos…
de luna de blanca plata.
A sus ríos y sus valles,
a sus montes y a sus hombres.
A gitanos…¡puro garbo,
curtidos de piel de cobre!
Gallardía y gentileza…
es la insignia del Camborio,
al que con orgullo llaman…
sus parientes…Don Antonio.
No es cobarde quien se enfrenta…
¡con una vara tan solo,
a cinco guardia civiles…
caminando codo a codo!
No llegaré hasta la cárcel,
perdonen si les defraudo;
No es porque le tenga miedo,
sino porque soy muy cauto.
Dejemos a los civiles…
tomando su limonada.
Volvamos a Gran Canaria,
abandonemos Granada.
Quiero recitar los versos…
en honor a Don Manuel,
en el patio de mi escuela.
Iremos allí otra vez,
para homenajer al hombre…
que fue un maestro genial;
¡un caballero andaluz,
un cordobés principal!

Autor: Ramón C. Infanzón
Todos los derechos reservados.

La primera vez que llegaron a mis oídos los primeros versos
de un poeta (Federico García Lorca) fue por boca de mi
maestro de escuela don Manuel Jiménez Jiménez.
Don Manuel Jiménez fue el primer maestro de escuela que
tuve: el maestro más querido y apreciado en la escuela de
Guía (hoy Santa María de Guía). Era la época franquista,
y en las escuelas se usaba la “regla”, una tabla de madera
dura, compacta, con la que se pegaba en la palma de las manos.
Algunos maestros (de forma cruel y despiadada) pegaban en
la llema de los dedos.
Este es mi tercer poema de 2013. Es un poema al estilo de los
de Lorca. No en vano oí recitar poemas de ese poeta a don Manuel
en varias ocasiones en las horas de recreo.
Espero sea de su agrado.
Muchas gracias por visitar mi espacio.
Ramón Candelaria Infanzón

Anuncios

Un comentario en “Al maestro de mi escuela (poema) To my school teacher (poem)

  1. Este es mi tercer poema de 2013. Es un poema al estilo de los
    de Lorca. No en vano oí recitar poemas de ese poeta a don Manuel
    en varias ocasiones en las horas de recreo. Espero sea de su agrado.
    Muchas gracias por visitar mi espacio.
    Ramón Candelaria Infanzón

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s