A la viuda negra de mi telaraña

telar

A la viuda negra de mi telaraña
(Año 2013)

Ese ser tan bello,
de cuerpo elegante,
se siente importante
tan distante y frío…
que me ha enamorado
justo en el momento
en que fue mi dueña,
y yo no fui mío.
Desde que la vi,
desde que admiré
su andar cadencioso,
su vaivén y brío…
ya no pienso en otra
que me robe el sueño,
quiero ser su amante,
quiero ser su dueño.
Aunque su peligro
me mantenga lejos,
porque su veneno
mata en un instante.
Esa viuda negra
que distrae mi vista,
desde que la vi
la calle cruzar…
Ha tejido en mí
una telaraña,
capaz de atraparme
con su cruel  maldad.
Cuando te enamores,
mira en quien te fijas,
tómate tu tiempo
y ve con cuidado…
no sea que las prisas
no te lleven lejos,
y no te hagas viejo
junto al ser amado.
Tómate tu tiempo
y sigue el consejo,
no elijas lo bello
sin pensar en más…
pues sin ton ni son
pueden atraparte,
y al fin encontrarte
con tu perdición.

Autor: Ramón C. Infanzón
Todos los derechos reservados

Anuncios

Un comentario en “A la viuda negra de mi telaraña

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s