Convencer a un testarudo (Soneto jocoso)

Convencer a un testarudo

(13 de octubre de 2015)

testarudo-nino

Es difícil entender a un testarudo,
casi imposible tratar de convencerle;
ingrata es la misión de conocerle,
como comerse algo que está crudo.

¿Y si tratara de acercarme al rudo?,
me dije tratando de leerle.
¡Ca!, repulsa es lo que siento, solo al verle,
seguro que en el fondo es inmaduro.

¿Por qué será este hombre tan tozudo?
¿Por qué no admitirá que se equivoca?
¡No da su brazo a torcer, el muy greñudo!

Lo que me hace pensar es que, “el boludo”,
nos reta, nos agobia, nos provoca…
sabiéndose seguro y corajudo.

Sintiendo ese gustillo que, en su boca,
debe saberle a fruto bien maduro.

Autor: Ramón Candelaria Infanzón

Todos los derechos reservados

Nota:

Pido perdón por agenciarme esa expresión tan típicamente argentina

que me viene bien para la rima.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s