Empápate de ortografía: Mayúscula y minúscula tras puntos suspensivos.

 

Se escribe mayúscula después de los puntos suspensivos cuando el enunciado se da por cerrado, como en (1):

(1) Pues no sé… Pásese por aquí mañana por si le podemos informar

En cambio, se escribe minúscula si el enunciado únicamente queda suspendido para retomarse a continuación:

(2) Los jueves… a mí… no es que me venga muy bien

Nótese que cerrado no es aquí lo mismo que completo. Por su naturaleza, los puntos suspensivos tienden a dejar los enunciados incompletos, pero si ya no vamos a continuar con ese enunciado, sino que vamos a empezar otro diferente, utilizaremos la mayúscula a continuación. Si, por el contrario, retomamos el hilo y acabamos lo que habíamos dejado a medias, habrá que escribir con minúscula para indicar que nos mantenemos dentro de un mismo enunciado.

*

*

BLOG DE LENGUA/Alberto Bustos

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s