Leer es un riesgo

4119img2.jpgEste artículo lleva el nombre de peperguez a una entrevista del Círculo de Tiza. Yo solo me he limitado a traerlo a estas páginas. Mi aportación va escrita en cursiva y negrita.

Esta es la opinión del crítico literario y ensayista italiano Alfonso Berardinelli.

Leer es un riesgo. Entre otras cosas – según él – por esto: “La literatura considerada creativa está sobrevalorada y la crítica minusvalorada. No tiene poder alguno sobre lectores y editores.”

Berardinelli vuelca en esta obra sus ácidas reflexiones sobre el papel de la crítica literaria y el propio hecho de la escritura, inéditas en España. Su tesis fundamental se sostiene sobre este planteamiento: quien lee se expone a innumerables riesgos. La lectura pone en riesgo la voluntad individual de entrar en la red de los vínculos…

Estas fueron las preguntas de quienes lo entrevistaron y las respuestas dadas por Berardinelli:

¿Está más sobrevalorada la crítica o la literatura?

Pienso que entre la crítica y la literatura siempre ha habido y va a ver una competición. Una literatura sin crítica sería incapaz de juzgarse a sí misma. Los escritores y poetas en el pasado ha sido muy buenos críticos, pero ahora la situación ha cambiado. Raramente los escritores son buenos críticos y una literatura poco autocrítica es un peligro, porque tiene como único objetivo el público y el mercado. Hoy la crítica está prácticamente desarmada, nadie quiere a los críticos, son una molestia, solo se aceptan si son publicistas.  Normalmente los escritores odian a los críticos pero a la vez desean que les pongan por las nubes. La literatura considerada creativa está sobrevalorada y la crítica minusvalorada. No tiene poder alguno sobre lectores y editores.

En este texto hay dos errores de bulto. ¿A ver si los encontráis? Me gusta escribir y criticar, pero no soy publicista, ya lo sabéis. ¿No será este el mayor riesgo de escribir?

Cometer errores de bulto es un riesgo que todos los que escribimos deberíamos evitar; sobre todo los que quieran llegar a ser famosos ante un gran público y la fama que les espere.

Hoy leí algo sobre Bob Dylan, flamante nuevo Premio Nobel de Literatura. No me convenció el dequeísmo empleado en la traducción al español.

Hace unos días, antes de la fecha de los Nobel, escuchaba un programa de radio en el que el presentador entrevistaba a dos científicos y, mientras estos se referían a los Premios Nobel, él se empeñaba en poner el énfasis tónico en la e. De tal forma, los Nobel se convertían en NobEl. La E mayúscula da idea de cómo pronunciaba la palabrita.

Continuación.

Se querría leer pero el orden de cosas cotidiano ha eliminado el espacio para la lectura.

¿Cómo  influye la lectura en nuestras vidas?

Cuando más influye es en los primeros 20 años de vida, en los demás influye menos. Cuando una persona se pregunta a sí misma sobre cómo vivir, qué debo hacer y lee Madame Bovary o Guerra y Paz obtiene respuestas que influyen en su vida. A partir de esa edad lo mejor es releer mentalmente aquellos libros que han sido importantes en tu vida. Mejor releer lo importante que leer nuevos libros estúpidos. Si tenemos un corpus de 20 libros importantes, estos  nos deberían acompañar durante la madurez.

Mejor releer lo importante que leer nuevos libros estúpidos

Demasiados libros, pocos lectores

Ahora las editoriales no tienen la seguridad de tener lectores, tienen que crear lectores. Crear algo de nada. Elegir los libros mejores para crear lectores es la primera idea que las editoriales tienen que hacer, qué libros pueden crear lectores. El libro en las generaciones pasadas era un objeto de culto ahora es una molestia, un objeto anacrónico porque la enseñanza no ha creado lectores y por eso las editoriales están bloqueadas pues tienen que crearlos ellas. La presencia de libros en una casa no se considera esencial ni siquiera importante.

La presencia de libros en una casa no se considera esencial ni siquiera importante.

El libro como objeto anacrónico y antidemocrático

La presencia de un objeto como el libro tiene una fuerza mágica que captura el interés, pero un dispositivo no es un libro, a cada minuto puede ser otra cosa, pero el libro solo puede ser un libro, lo cual limita la atención. Un medio digital está abierto a múltiples opciones lo cual debilita la concentración al leer. La lectura digital es una experiencia de lectura corrupta.

La lectura digital es una experiencia de lectura corrupta

El libro parece una limitación de la libertad. Necesita concentración y atención lo cual limita nuestra libertad de hacer otras cosas a la vez. Es una autoridad que te impone límites. Es anacrónico porque el actual capitalismo es digital. Sin informática se colapsaría, los seres humanos deben ser manipulables todo el tiempo, por eso cada acto comunicativo o pensamiento puede ser transformado en mercancía a través de la comunicación. Ahora hasta una conversación entre amigos crea capital, somos materia viva para nuestra propia explotación. Eso me parece monstruoso. El libro está en contra de todo esto, va en contra del capitalismo.

El libro está en contra de todo esto, va en contra del capitalismo.

¿Por qué ser misántropo?

La misantropía es una paradoja porque parece ser odio al ser humano. No es tanto contra los hombres sino contra la sociedad.  Es una desconfianza hacia los seres humanos demasiado socializados que requiere obediencia a la leyes de grupo excluyendo a los demás. Mi misantropía es una: la resistencia del individuo que no quiere obedecer a las reglas de los comportamientos comunes al totalitarismo  basados en órdenes que nadie ha dado.

Mi misantropía es una: la resistencia del individuo que no quiere obedecer a las reglas de los comportamientos comunes al totalitarismo  basados en órdenes que nadie ha dado.

Esta publicación solo tenía un comentario. Un lector captó un error (ha en lugar de han) de los dos que os mencioné en el extracto pertinente; hasta donde leí. Ahora voy a terminar de leer este interesante artículo; tal vez encuentre más errores. Os invito a que vosotros también lo hagáis. Seamos sinceros, sin crítica, autocrítica y reconocimiento, todo lo escrito pierde importancia. ¿A cuántos de vosotros debo considerar lectores de verdad? ¿De verdad, de esos que leen un artículo desde el principio hasta el final poniendo sus sentidos en lo que hacen?

Yo, sinceramente, si es un artículo de gran interés, de esos que me aportan algo por pequeño que sea (ya sea poema, relato u otra cosa), lo leo y lo analizo.

Les recomiendo leer el artículo entero; lo considero muy interesante, pues no todos los días se encuentra a alguien que nade a contracorriente, no teniendo miedo en absoluto de expresar sus ideas aunque estas levanten ampollas. Yo admiro a las personas que muestran sus auténticos sentimientos, mostrando a las claras su opinión y personalidad.

Atentamente,

Ramón C. Infanzón

Anuncios