ESPERANDO A MI PRÍNCIPE (Blancanieves)

62-6220-xrf3100z

(29-06-2015)

ESPERANDO A MI PRÍNCIPE

–<<>>–

Aquí lo estoy aguardando

y espero que al que le guste,

llegue hasta mí con buen fuste

en su caballo, trotando.

Quiero enseñarle mis pieles,

que compruebe que son blancas

y no le asusten mis ancas

ni mis montes ni mis mieles.

Que me muestre sus pinreles

para saber si se baña,

que no huela a cosa extraña

y que agrade lo que hueles.

–<<>–

Todos los derechos reservados

Anuncios

Ojos que no quieren ver…

cara_tapada_primer_plano_png 1.png

Septiembre de 2016

— <<>> —

Ojos que no quieren ver…,

no por insistir en eso

se convierte el pan en queso;

ya lo deberías saber.

— <<<>>> —

Te volviste tan tozudo

que viendo pasar un perro,

le descubriste cencerro,

y lo tachas de cornudo.

— <<<>>> —

Es un animal lanudo,

pero tú, por porfiado,

la lana la echas a un lado

y lo imaginas desnudo.

— <<>> —

Ramón C. Infanzón

Convencer a un testarudo (Soneto jocoso)

Convencer a un testarudo

(13 de octubre de 2015)

testarudo-nino

Es difícil entender a un testarudo,
casi imposible tratar de convencerle;
ingrata es la misión de conocerle,
como comerse algo que está crudo.

¿Y si tratara de acercarme al rudo?,
me dije tratando de leerle.
¡Ca!, repulsa es lo que siento, solo al verle,
seguro que en el fondo es inmaduro.

¿Por qué será este hombre tan tozudo?
¿Por qué no admitirá que se equivoca?
¡No da su brazo a torcer, el muy greñudo!

Lo que me hace pensar es que, “el boludo”,
nos reta, nos agobia, nos provoca…
sabiéndose seguro y corajudo.

Sintiendo ese gustillo que, en su boca,
debe saberle a fruto bien maduro.

Autor: Ramón Candelaria Infanzón

Todos los derechos reservados

Nota:

Pido perdón por agenciarme esa expresión tan típicamente argentina

que me viene bien para la rima.

Monólogo con mi sombra.

Poemas de 2015

foto07

Si no te gusta lo que escribo, es que no va contigo.

Siendo tú quien tal vez lo hagas mejor y nunca te equivocas.

Yo suelo hacerlo…, soy humano, tan solo con dos piernas

y dos manos. No soy pulpo ni araña ni gusano.

Y aunque un poquito sé, en ocasiones, no consigo

que me entiendan ni en cristiano.

¿Sabe usted?, algunos no sabemos de francés;

pues eso es lo que hay y lo que ve.

¿Inglés? Ni así me entendería, señor mío.

¡Vaya un palabrerío!

Autor: Ramón C. Infanzón

Todos los derechos reservados

¡No me imitéis! (Sonetillo)

Poemas de 2015

paroles-460x409

Soneto

No, no me imitéis, ¡cabrones!

¡Cabrones, no me imitéis!

Puesto que este mal que hacéis

ya me toca los cojones.

Parecéis unos simplones,

¿y por qué será?, diréis…

Porque para vos cogéis

lo que me cuesta montones

de palabras escogidas,

de letras desmenuzadas

y de rimas conseguidas,

tras del esfuerzo logradas.

Que por mías y queridas,

no deben ser imitadas.

Autor: Ramón C. Infanzón

Todos los derechos reservados

Un día fuimos amigos…

Poemas de 2015

ladrón

Un día fuimos amigos

bajo la luz de la luna,

pero torció mi fortuna

quien me arrebató el pincel.

Ese fue un momento cruel

y, en tanto ya te pintaba,

el ladrón se aprovechaba

y se comía mi pastel.

El que con toda su cara,

por su vileza, escondía

la intención que siendo mía,

te contó que era de él.

Autor: Ramón C. Infanzón

Todos los derechos reservados

Por ser tan mono…

Poemas de 2015

81XfIJzaAjL._SY355_

Cuentan de un mono

que un día

tan aburridillo estaba,

que solo se conformaba

con saber lo que sabía.

¿Habrá otro – en sí decía –

más guapo y listo que yo?

Su rostro, nunca volvió,

pues solo se preocupaba

de mirar donde él estaba.

Otro, jamás le importó.

Moraleja:

Si te miras tanto el ombligo…

te saldrá joroba.

Autor: Ramón C. Infanzón

Todos los derechos reservados