La bruja encontró el amor. (¡Ya era hora!) Historia del Bosque Encantado en clave de humor

espejo_de_blancanieves_by_josenuez

*

(16-06-2016)

La bruja encontró el amor.
(¡Ya era hora!)

*

*

La bruja quiere un espejo
para en él poder mirarse
y confesar, sin pasarse,
que no le cuelga el pellejo.

*

También escribe cuartillas
con una pluma muy vieja
y, con una esencia añeja,
que ella misma ha fabricado,
las versa que ni pintado,
sentadita en su gran silla.

*

Sus letras son enredadas,
sombrías, y algo confusas,
yo diría que difusas,
tontas y desarregladas.

*

Pero acabemos con esta,
que ya cansa y se repite,
y pasemos al convite
de la fastuosa fiesta.

*

Y una vez en el salón,
las cosas que aquí les cuento,
se basan en el invento
de una historia de ficción.

*

Se hallaba triste la bruja
por no tener un amor,
pero sanó del dolor
del hechizo que la embruja.

*

Mejor dicho, la embrujaba,
porque de aquel cruel tormento,
la ha curado un ungüento
que en todo el cuerpo se untaba.

*

Quiero decir, que se untó,
y después de darse lustre,
este personaje ilustre,
su pellejo bronceó.

*

Cuando Mudito la vió,
de ella, al verse prendado,
sintiéndose enamorado,
presto, a bailar la invitó.

*

-¿Por fin, se casa la bruja?
-preguntaban los presentes-.
Y llegaron sus parientes
que, vestían de tal guisa,
que al igual que Blancanieves,
que no salía de su asombro,
los enanos, hombro a hombro,
ya no aguantaban la risa.

*

Y fue tal la algarabía
que produjo el casamiento,
que los monjes del convento,
sin recato o miramiento,
se fueron de la abadía.

*

Y fue así, como acabó
con su eterna soltería,
la bruja, que, día por día,
en un poema escribía
que iba detrás de un amor.

*

-¿Serás tú, mi bien amada?
Quiero decir, bien amado.
-¡Ejem! ¡Disculpen mi error!
Porque entre tanto “pescado”
que abunda en este lugar,
“Eloísa”, vino a encontrar
a un pequeñísimo enano,
que a los planes de la bruja,
le vino de lo mejor-.

*

AÑADIR ESTA ESTROFA Y SUSTITUIRLA
POR LA ANTERIOR SI ES QUE NO LES GUSTA.

Y en un pis pas de la suerte,
la bruja vino a encontrar
un cariño hasta la muerte
en aquel mismo lugar.
Se trataba de un enano
que nunca supo de amor,
y a los planes de la bruja
le vino de lo mejor.

*

Moraleja:

Más vale enano en mano
que soltería duradera.

*

*

Todos los derechos reservados

Blancanieves

Ramón Candelaria Infanzón.

 

Anuncios

TODOS QUIEREN SER POETAS (Los enanos); Venid a visitarnos

maxresdefault4jpg

jun 2016

*

TODOS QUIEREN SER POETAS (Los enanos)

*

*

Venid a visitarnos

*

Podéis pasar si queréis a visitarnos.
Podéis pasar a leer y controlarnos.
Este espacio está abierto para todos,
incluso para las brujas, a su modo.
Nosotros les visitamos y reímos,
también nos ocultamos, y nada decimos.
Sabemos que nos visitan los fantasmas,
algunos van con cuervos y sotanas.
Caperucita trae “cosas” en su cesta,
“otras”, nos traen manzanas o menestras.
A todos bien reciben los enanos,
no importa sean creyentes o paganos.
Nosotros no cerramos nuestra puerta,
por contra, la dejamos siempre abierta.
Algunos han llegado averiguando,
otros, más atrevidos, preguntando.
Bienvenidos sean todos los que quieran pasar
y, aquellos que no quieran, ya vendrán.
Mas, no nos enfadamos, al contrario…,
pues, todo engrosará el anecdotario.

*

Todos los derechos reservados.
Blancanieves
Ramón Candelaria Infanzón

BLANCANIEVES Y LOS SIETE ENANITOS: Susto en el Bosque Encantado

brujaaaaa.jpeg

(09-06-2016)

*

*

Susto en el Bosque Encantado

*

*

Siete enanitos dormían
cómoda y tranquilamente;
roncaban plácidamente,
con un sueño tan profundo,
que el despertar fue rotundo
y de sus camas caían.

*

Blancanieves les instó
que habría que madrugar
para dejar el hogar
en la mañana, temprano
y, que fueran de la mano,
ella les recomendó.

*

En el bosque se internaron;
querían leña cortar
y, apareció en el lugar
de sopetón, de repente,
un andrajo repelente
y los peques se asustaron.

*

Blancanieves advirtió
sus rostros desencajados,
y con ojos asombrados,
el temor que a los enanos
les hizo sudar las manos,
y el pelo les erizó.

*

¿Qué es aquella cosa oscura
que se esconde tras un árbol?
¿Es esa sombra una bruja
que se ha propuesto asustarnos?
Y en esta conversación
entre los siete enanitos,
de repente, se oyó un grito
que del bosque procedía.

*

Blancanieves requería
calma, sosiego y cordura
para evitar la locura
que en aquel sitio se armó,
y a los enanos pidió
que volviera la alegría.

*

Y todos, muertos de risa,
siguieron leña cortando,
que amontonaban cantando
para del miedo olvidarse,
pero del bosque marcharse
corriendo y a toda prisa.

*

Pues, no fuera que, la bruja,
que se llamaba Eloísa,
en el arte de la sisa
una artista destacada,
los dejara en la estacada
la pícara y muy granuja.

*

Y así, se termina el cuento
de los chistosos enanos,
que cogidos de las manos
con sus hachas en el hombro,
no salían del asombro
de aquel acontecimiento.

*

*

Blancanieves
Todos los derechos reservados
Ramón Candelaria Infanzón

Otra historia singular (Blancanieves)

 

 

cuentos-grimm-eroticos-blancanieves-siete-enanitos-1

Poema de cuartetas

(versos octosílabos)

(04-06-2016)

*

*

De nuevo, y aquí les dejo,

otra historia singular,

con su pizca de gracejo,

que les quiero relatar.

*

No se miren al espejo

ni digan que son muy guapos,

no vaya a ser que el reflejo

les convierta en verdes sapos.

*

Vístanse pues, con harapos,

para que parezcan feos

con aspecto de guiñapos,

y salgan en los tebeos.

*

Tal cual se viste la bruja

que se asoma en el portal,

con modales de maruja

y sonrisa angelical.

*

*

Todos los derechos reservados

Ramón Candelaria Infanzón

Sin pretensiones terrenales

tipos-de-constelaciones-de-estrellas
Starry night on the mountain

Si alguno de ustedes está interesado en publicar en mi blog, puede hacerlo. No pago ni pido nada a cambio. Si lo hicieran, ¡bienvenidos!

*

Llegué tarde, muy tarde, a la poesía y a todo lo que se escribe. ¡Quién me iba a decir a mí, que a estas alturas de mi vida estaría escribiendo! Eso era para mí totalmente inimaginable; al menos que lo haría por afición o entretenimiento. Más por entretenimiento y afición que por ningún otro interés. Durante el desempeño de mi trabajo habitual, tuve que leer mucho, muchísimo, y también escribir bastante. Era otra clase de lectura y escritura. Nada que ver con lo que leo y escribo ahora. Recuerdo haber escrito algo en 2012. Fue mi primer poema; cuando todavía no sentía la fiebre que me llegó a consumir; ese calor soportable que se desató en 2013 al comenzar a escribir algunos relatos y bastantes poemas. Fue en 2013 cuando comencé a interesarme por la poesía. Ese fue el año en que descubrí lo que era un poema, una estrofa, un verso. Luego vendría todo lo demás: saber qué era la prosa, incluída la prosa poética, la métrica, las rimas, los acentos, los tipos de poemas…

Así fue como empecé a “escribir por escribir”. También les puedo asegurar que, muchos poemas y relatos los compuse de forma elaborada, trabajada. Otros tantos fueron fruto de la inspiración del momento. Son esos poemas que salen casi sin esfuerzo; cinco o diez minutos y basta. Yo mismo no daba crédito a lo que me ocurre en esas ocasiones, pues no siempre aparece lo que se busca; lo que se quiere expresar. Algunas de mis ideas se quedaron en la salida, sin forma ni manera de pasar de dos o tres versos seguidos. Hoy les presento un poema de inspiración instantánea, como yo suelo llamarles. Mis pretensiones no son que mis letras suban al firmamento de la fama y la popularidad terrenal; esa no es mi intención. No está en mi agenda participar en ningún tipo de concurso ni quiero recibir ninguna clase de premio; escribo por escribir. Si en algo puedo ayudar, también lo intento.

*

*

Sin pretensiones terrenales

30 de noviembre de 2016

*

*

Yo no pretendo llegar.

Yo no pretendo surgir.

Yo solo quiero vivir,

sentir el tiempo pasar.

Yo no pretendo alcanzar

ni tampoco relucir.

Yo solo quiero escribir;

mis letras quieren volar.

Yo solo quiero decir

para poder revelar.

Mis pensamientos llevar

hasta donde quieran ir.

Y nunca intento fingir

lo que no siento.

Mis letras quieren subir

al firmamento.

*

*

Autor: Ramón Candelaria Infanzón
Todos los derechos reservados.

Cada instante que te abrace

Noviembre de 2016

ABRAZO2
*

*

Cada instante que te abrace

*

*

Yo sé cosas que no haría,
como tatuarme la piel;
pero sí que moriría
por entrar en tu vergel.

*

*

Juro que, no dudaría…
de la iglesia, en el dintel;
en cambio, prometería
todo el tiempo serte fiel.

*

*

Y sumido en la porfía
de que siempre te amaré,
te pediré que seas mía.

*

*

Y por cada día que pase
junto a ti, renaceré
cada instante que te abrace.

*

*

Autor: Ramón Candelaria Infanzón
Todos los derechos reservados

Tus lindísimas razones.

 

c3d745eca26ed3465aba81274db85456

Poema (de amor y algo más)

17 de noviembre de 2016
*

Tus lindísimas razones.
*

Los poemas no son para explicarlos, son
para leerlos y dejar volar la imaginación.
Claro está que también se puede enfermar de amor.

*

*

Por exceso y por defecto,
y por ser pluscuamperfecto,
me cansé yo de mirarte,
y me olvidé preguntarte
si serías la ideal
para conmigo casarte,
contemplarte y admirarte,
y llegar hasta el final.
*
Eres toda geometría
de lindísimas razones;
me sobran explicaciones
para sentirte muy mía.
*
Entre las sombras oscuras
se adivina tu figura
en toda su plenitud.
Siento temblor al pasar,
al observar tu silueta,
pues queriéndola alcanzar,
más y más de mí se aleja.
*
Causa miedo tu belleza
de bien pulidos contornos,
y sorprenden tus adornos,
tu dulzura y tu riqueza.
*
Y se pierden en los montes
de tus árboles frutales
entre mansos manantiales
fundadísimas razones.
*
Allí suspiran los hombres
en intrincados zarzales,
sufriendo todos los males
de enfermedades sin nombre.

*

*
Autor:
Ramón Candelaria Infanzón
Todos los derechos reservados

A Simoneta (imaginario de humor)

 

9b944fb3dd7d0e4dbd5453fb05a4504c

18 de noviembre de 2016

*

A Simoneta

*

Es tu cara, Simoneta,
el poema más hermoso,
y tu pelo esplendoroso
cuando mueves la silueta.
No razono, Simoneta,
cuando paso por tu lado,
y me siento desgraciado,
y hasta pillo una rabieta.
Tu belleza, Simoneta,
me mantiene obnubilado,
y me alejo avergonzado;
mi valentía se agrieta.
Tanta es la admiración
que me causas, Simoneta,
que si tus ojos me miran
creo que pierdo la razón.
No es otra la explicación
de que no me acerque a ti.
Debes comprender, Simona,
que yo solo pienso en ti.
Y que me hago ilusiones
de que serás para mí.

*

*
Ramón Candelaria Infanzón.
Todos los derechos reservados

Sobre las aguas del mar

balserosalanocheceroamanecer.jpg

29 de noviembre de 2016

*

*

Ya vuelven a sus hogares

los que emigraron antaño;

ya apacienta su rebaño

la esperanza en sus lugares.

*

Ya no son ruegos al viento

ni neumáticos ni balsas,

sus medios son otras salsas

con compases de este tiempo.

*

Sobre las aguas del mar

ya no cruzan los balseros;

ahora navegan veleros

que visitan el lugar.

*

Una bandera se agita

en  horizontes lejanos

sostenida por las manos

de quien se alborota y grita

*

por algo que antes fue suyo,

que nunca dejó de ser;

terruño que vio nacer,

crecer su honor y su orgullo.

*

Siguen llegando cubanos

que de su tierra partieron,

y son los que fe tuvieron

de abrazar a sus hermanos.

*

En un nuevo amanecer,

la tierra que dormitaba,

alegre se despertaba

al ver la flor florecer.

*

Y entre el verde de unas ramas,

un aguerrido caimán

descansa en paz para siempre

ante un pueblo que lo aclama.

*

*

Autor:

Ramón Candedlaria Infanzón

EL NÚMERO UNO (Agua de mayo)

maxresdefault

03 de junio de 2016

*

*

Él es el número uno,
no hay duda de que lo es;
al derecho o al revés
escribe como ninguno.

*

Es un poeta de ensueño,
de destreza inigualable;
su rima es inimitable
cuando versa con empeño.

*

Las letras las caza al vuelo
mirando al mar o hacia el cielo:
en ellas muestra el desvelo
que produce su consuelo.

*

Las impregna de calor,
les da forma y las moldea,
aquietando la marea
que nace de su interior.

*

A un lugar nuevo llegó
donde antes nunca estuvo;
lo que contempló retuvo
y con todos compartió.

*

Tiempo ha sin escribir
porque ya no le interesa,
y se pierde en la simpleza
de no tener qué decir.

*

*

Todos los derechos reservados